fbpx
 
Cómo evitar el consumo fantasma
El Consumo Fantasma es la electricidad que gasta un aparato electrónico que está enchufado a la red eléctrica, aunque lo no estemos utilizando en ese momento. Tenemos ese consumo cuando los dejamos en reposo o “stand-by”, como la televisión, microondas, ordenadores, móviles… o cuando tenemos la regleta de los enchufes encendida.
2766
post-template-default,single,single-post,postid-2766,single-format-standard,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-5.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,side_area_over_content,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
gastos fantasma

Cómo evitar el consumo fantasma

El Consumo Fantasma es la electricidad que gasta un aparato electrónico que está enchufado a la red eléctrica, aunque lo no estemos utilizando en ese momento.

Tenemos ese consumo cuando los dejamos en reposo o “stand-by”, como la televisión, microondas, ordenadores, móviles… o cuando tenemos la regleta de los enchufes encendida.

¿Cuánto dinero acabamos pagando si no los apagamos? 

Dependerá de la cantidad de aparatos que tengamos, pero se estima que está entre el 7% y el 11% del consumo. Según Endesa, se calcula que son unos 5€-8€ al mes (unos 400Kw al año), es decir, entre 70 y 100€ al año.

¿Cuáles son los aparatos que más consumen? 

Hay algunos aparatos que tienen la luz roja encendida y se ve fácilmente que están conectados, pero otros, como los cargadores de móvil o ordenadores, no se ven. Otros, dependerán de la eficiencia energética de cada electrodoméstico, pero aquí tienes una lista de los que más consumen y que acostumbramos a dejar conectados:

  • Decodificadores, accesorio para Smart TV para canales como Netflix, HBO… entre 0,5€ -0,7€ al mes
  • Ordenador portátil – 0,5€ al mes
  • Equipo de música – 0,8€ al mes
  • Televisor – 0,8€ al mes
  • Microondas – 0,5€ al mes
  • Móviles – 0,4€ al mes
  • Cafetera – 0,6€ al mes

¿Cómo evitar ese consumo fantasma y ahorrar? 

Evitarlo completamente será muy difícil, pero sí podemos cambiar de hábitos para disminuirlos al máximo y conseguir ahorrar esos 5-8€ cada mes.

  • Desenchufa el aparato: no vale apagarlo, si sigue enchufado a la red puede seguir consumiendo.
  • Pon una regleta con interruptor, la OCU las recomienda para poder ahorrar hasta 60 euros al año.  En lugar de ir desenchufando aparatos uno por uno, aprieta el botón y desconéctalos todos a la vez cada vez que salgas de casa o te vayas a dormir.
  • Desenchufa la fuente de alimentación. Por ejemplo, si desenchufas el ordenador, pero dejas su transformador enchufado… no has hecho nada. Si el ordenador portátil está permanentemente conectado al enchufe puede suponer un gasto de 6 euros al año y puede reducir la vida útil de la batería del PC.
  • Desenchufa el cargador del móvil cuando acabes de cargarlo.
  • Apaga el televisor con el botón principal, no desde el mando a distancia.
  • Altavoces inteligentes. Tener todo el año enchufados estos dispositivos, como Alexa o Google Home puede suponer un gasto al año de entre 3 y 7 euros.
  • No dejes la cafetera encendida, desenchúfala de la corriente, lo mismo con el microondas, observa su uso y verás que hay días que no lo utilizas.
  • Usa temporizadores para desconectar automáticamente aparatos que no utilices de noche, como puede ser el termo eléctrico, la televisión, las impresoras, minicadenas y videoconsolas que rara vez empleamos de madrugada.
Con todo esto, ahora ya solo depende de ti, conseguir ahorrar entre 70€ y 100€ al año.